El Infierno Tan Temido

Publicado por el en Opiniones
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 461
  • 0 Comentarios


Por Dr. Diego Dieguez.

Especialista en Derecho Penal.

Lo que sigue es una breve lección de Derecho.
A manera de disparador cito textualmente una de esas maravillosas “síntesis” de Eduardo Galeano: “Fue la señal, como la traición contada en los evangelios: - A la que yo dé un beso, ésa es.

Y a fines de 1977, en Buenos Aires, el Ángel Rubio besó, una tras otra, a Esther Balestrino, María Ponce y Azucena Villaflor, fundadoras de Madres de Plaza de Mayo, y a las monjas Alice Domon y Léonie Duquet. Y se las tragó la tierra. El ministro del Interior de la dictadura militar negó que las madres estuvieran presas y dijo que las monjas se habían ido a México, a ejercer la prostitución. Después se supo que todas, madres y monjas, habían sido torturadas y arrojadas vivas al mar desde un avión. Y el Ángel Rubio fue reconocido. A pesar de la barba y de la gorra fue reconocido, cuando los diarios publicaron la foto del capitán Alfredo Astíz firmando, cabizbajo, la rendición ante los ingleses. Era el fin de la guerra de Malvinas, y él no había disparado ni un tiro. Estaba especializado en otros heroísmos.” (1)

Y ya no fuimos los mismos. . . Pero lejos de aprender de la cruenta lección, sistemáticamente tendemos a crear nuevas condiciones de dominación que nos tornan vulnerables. El infierno o el mal visten nuevos ropajes.

Y se refleja en ciertas comunidades originarias de este país que se desvanecen ante la impávida mirada de los otros.

Y el infierno está presente en el Paco, que mata sin miramientos y ante la mirada cómplice de los que por omisión dejan que pulule; y se hace palpable en cada pibe que aún muere por primitivas enfermedades, por desnutrición, por las balas perdidas de nuestros empleados.

Y son un infierno ciertas cárceles del país, ciertos institutos de menores que por suerte siempre están lejos de casa; y dice presente en los desocupados, en los sin tierra, en los basurales, en las morgues. . .

Y el diseño del Mal fue tan efectivo que se hizo carne; tan minuciosamente diseñado que hasta parece casual o aleatorio; tan sustentado y legitimado socialmente que hasta el Estado ha dejado de ser su principal promotor. Ahora el diseño es colectivo, plagado de complicidades, de necedades, de sordos oídos, de Justicia que definitivamente no ve ni pesa siquiera con mínima precisión.

El infierno argentino está lleno de apólogos del pasado, de caras recurrentes vistos otrora en despachos dictatoriales, de sociedades rurales promotoras de reduccionismos a servidumbre, de esclavitud aggiornada, de indocumentados promovidos, de gatillos fáciles, de torturadores suicidados, de López sin aparecer, de “traidores” cordilleranos reivindicados como ejemplos de probidad, de ingenieros sin títulos, de torturadores presos que incoan del sistema legal lo que ellos mismos negaron “de facto” en la “parrilla” de alguna mazmorra autorizada . . .

Y reclamamos por la inseguridad que nosotros mismos promovemos con nuestra inacción. Instamos a “las autoridades” a aplicar leyes más rigurosas que “nos salven” del terror en el que vivimos. Exigimos la aplicación para el otro de un Código Penal que en muchos casos vulneramos e hipócritamente desconocemos.

Y la discriminación es un infierno: bolita, paragua, coya, ciego, tuerto, rengo, gordo, flaco, puto, vago, negro, trola, retardado, y siguen las firmas…
Y el infierno que fuera una construcción pedagógica atemorizante se tornó real y ya no hace falta que nos vayamos a él sino que, paradójicamente, la muerte tornose liberadora…
Y Ud. dirá: ¿ Qué tiene que ver esto con el Derecho?
Le respondo: Siempre estuve hablando de Derecho, aunque hice hincapié en la parte que de él todavía me duele.

(1) Un beso abrió las puertas del infierno, incluído en “Espejos, una historia casi universal”, Pág. 316, Siglo XXI Editores, 1ª Edición, marzo 2008.
Abogado. Especialista en Derecho Penal

0
Etiquetado en: Derecho Eduardo Galeano Madres

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Viernes, 14 Diciembre 2018