Suscribirse a esta lista por medio de RSS. Ver entradas etiquetadas Matias Cardozo

El Tribunal de Casación bonaerense confirmó la condena por “homicidio simple por dolo eventual” contra un automovilista que –corriendo “picadas” en una avenida de San Martín– atropelló y mató a un peatón. Así, el acusado deberá continuar en la cárcel (fue detenido en junio de 2012, después del juicio oral) porque la pena impuesta fue de 8 años de prisión.

Diego Diéguez Ontiveros, abogado que patrocinó a la familia de la víctima, explicó a Clarín que se trata de una sentencia “inédita en la instancia de Casación. Hasta ahora, una condena así nunca era convalidada por los tribunales superiores”, argumentó el letrado. Los casos de muerte por episodios viales se consideran como homicidio “culposo” (sin intención). Se trata del caso de Matías Cardozo (23), quien el 16 de junio de 2008 intentaba cruzar una avenida céntrica de esa ciudad del norte del Gran Buenos Aires y fue atropellado por Víctor Hugo Altamirano (34), que corría una competencia con otros conductores por esa misma calle. El muchacho estaba parado en el medio de las dos manos de la arteria y Altamirano habría realizado una maniobra de cruce y terminó impactando a Cardozo. Su cuerpo fue impulsado casi 30 metros en el asfalto y murió en el acto. El automovilista –y el resto de los que competían- escaparon del lugar después del accidente.

Visitas: 1238
0

Publicado por el en Opiniones


Por Dr. DIEGO HERNAN DIEGUEZ ONTIVEROS para MALDITAS PICADAS, NEUQUEN SEPTIEMBRE DE 2010.-

La mayoría de los medios de comunicación escritos u orales caen permanentemente en una trampa dialéctica: hablar de muertes por accidentes de tránsito.

Nunca más desacertada la referencia a un eventual hecho de características accidentales. La estadística marca que la mayoría de esos “hechos de tránsito” nunca son accidentales y están relacionados con un accionar negligente, doloso o culposo pero pocas veces accidental.

En lo que va de este año la muerte en las calles relacionadas con esta creciente realidad que nos embarga supera la estadística, en nuestro país, del año anterior.

Del total denunciado de las 76 víctimas fatales de lo que va del 2010, la cantidad de 23 resultan de hechos donde fueron parte unidades de colectivos.

Desde hace un tiempo esta Asociación ha notado el  particular interés que el Estado en todos sus estamentos, vale decir Nacional, provincial y municipal, ha demostrado en sus políticas preventivas y/o represivas.

Pero, obviamente, todavía no alcanza.

El deceso por hechos de tránsito es la principal causa de muertes entre los jóvenes, más que el cáncer, o la droga. Parece mentira pero es así. A eso debemos sumarle las secuelas en esa cruenta estadística para los que sobreviven y padecen severas lesiones que los acompañan toda la vida.

Entonces deviene imprescindible replantear nuestras prioridades con respecto a la seguridad ciudadana. En esta lucha, en particular nuestra organización, siempre ha tenido un aliado irrefutable en el periodismo.

Nuestra particular realidad socio-cultural, marcada  por un alto nivel de confrontación política mediática, ha logrado que el tema se instale en las dos agendas: la de los medios y la del gobierno.

Adentrándonos en el tema que guía a nuestra agrupación, las picadas callejeras, debemos ser absolutamente honestos: Al día de hoy percibimos que existe un mayor nivel de concientización con respecto al problema de las competencias ilegales. Desde los inicios de este arduo camino, plagado de recuerdos dolorosos, sinsabores, desencantos, desconfianza hacia el sistema de justicia, vemos con prudente satisfacción que se produjeron algunos cambios . Lejos todavía del estadío ideal de compromiso social y político al que aspiramos, pero con significativos visos de seriedad.

La criminalización de este proceder incorporada al Código Penal Argentino en su artículo 193 bis desde el año 2008 dice:

Visitas: 516
0