General

Publicado por el en General


29 de agosto- Día Nacional del Abogado

“ . . . Si la primera condición del Estado fuerte es la fe del pueblo en la justicia, y si al aumentar la autoridad del Estado aumenta en la misma proporción la exigencia de aproximar la justicia al pueblo, no se puede olvidar que el trámite necesario por medio del cual la justicia se pone en contacto con el pueblo, es, ante que el Juez, el abogado. Sólo en la profesión libre que tiene como eje la elección y la confianza personal del cliente en su defensor, puede hallar el abogado la autoridad moral necesaria para practicar entre el pueblo esa función de heraldo de la justicia que es, en sustancia, una exaltación cotidiana del Estado . . .”

( de ELOGIO DE LOS JUECES de PIERO CALAMANDREI)


En la Antigua Grecia o en Roma el pueblo acudía a sus mayores o a los sabios de la comunidad ante la imposibilidad de solución de un conflicto o mal que los aquejara en lo que respecta a su relación con el otro o con el gobernante. Esos sabios eran maestros de la oratoria y la experiencia de los años vividos los transformaban en consejeros naturales. A su vez esa capacidad les facilitaba la tarea de pedir por el otro, de “abogar” por los que no tienen voz. Demóstenes, Pericles, Sócrates entre otros en Grecia y Marco Tulio Cicerón en Roma fueron precursores del arte de la abogacía.

Visitas: 1363
0